Que Creemos

Todas las congregaciones y sus miembros son guiados y siguen la Biblia: la Palabra única e infalible de Dios.

QUE CREEMOS

Todas las congregaciones y sus miembros son guiados y siguen la Biblia: la Palabra única e infalible de Dios. Tenemos tres confesiones: las tres formas de la Unidad de la Fe, los cuales son documentos basados en la Biblia. Ellos son:

  1. La Confesión Belga
  2. El Catecismo de Heidelberg
  3. Los Cánones de Dort

Estas tres formas expresan lo que nosotros, en base a las Sagradas Escrituras, creemos. Brevemente, nos enseña que Dios ha creado al hombre bueno y según Su imagen (Genesis 1:26, 27), pero que el hombre intencionadamente dio la espalda a Dios (Genesis 3:6, 17), y se ha hecho a si mismo enemigo de Dios y Su salvación (Romanos 8:7).

Creemos que, a traves de la desobediencia de Adan, el pecado original se extiende a todo ser humano (Romanos 5:12), así que nuestra naturaleza es corrupta (Romanos 3:10). El hombre ha llegado a ser incapaz de volver a Dios, ni quiere volver a Dios. Sin embargo, según Su soberanía y decreto eterno, ha elegido algunos a la redención en Cristo (Romanos 9:15-16), sin respeto a sus obras (Efesios 2:8-10), mientras Él deja a otros en su corrupción en que se han puesto.

Debido al hecho que el hombre es muerto en pecado, solo es por el poder de Dios que un pecador es irresistiblemente llamado a un verdadero arrepentimiento, y a una nueva vida (Romanos 8:28-30). Dios obra una verdadera fe en el corazón de Sus elegidos por Su Palabra y Espíritu, por lo cual libremente imputa la perfecta satisfacción, justicia, y santidad de Cristo, sin mérito alguno de parte de ellos (Romanos 3:28). Solo es la gracia libre y soberana meritada por Jesucristo, y aplicada por el Espíritu Santo que puede librarnos del pecado, del castigo, y restáuranos a la comunión con Dios.

LA PREDICACIÓN:

El orden del culto tiene una reverencia profunda por Dios, y Su Iglesia. Lectura bíblica, oraciones, cantar Salterios y ofrendas voluntarias ocupan los primeros 20 minutos de un culto, mientras el énfasis central es la predicación de la Palabra de Dios, y ese enfoque lo guardamos con mucho cuidado.

El Dios trino, y específicamente Cristo, es el centro de cada mensaje. La predicación es «Así ha dicho Jehová». Con mucho cuidado los predicadores llevan un mensaje de equilibrio; la justicia de Dios, y Su amor. No escuchará de amor divino, sin justicia divina. La predicación distingue entre la verdadera obra de Dios, y la religión falsa. La predicación también indica las marcas de la verdadera vida espiritual, según la inspirada Palabra de Dios (2 Timoteo 3:16).

Nuestras iglesias están lejos de ser iglesias perfectas. Tampoco no declaramos que somos la única iglesia. Sin embargo, esperamos y oramos que podamos ser una de las iglesias que no se desvíen de la verdad — bíblicamente, doctrinalmente, experimentalmente, ni prácticamente. Esperamos que la Palabra de Dios sea proclamada, la disciplina aplicada, y los sacramentos administrados como fueron instituidos por Cristo mismo.

«Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre»

Juan 20:31

× ¿Cómo puedo ayudarte?